Clases de salsa en Málaga 10€/mes

  
Academia | Escuela de baile

Son clases de baile de salsa y bailamos salsa y rueda cubana en Los Corazones y en el Parque del Oeste.

¡Tu eliges el sitio!

Los Corazones o el Parque del Oeste.

Las clases son un dia a la semana, dos horas seguidas ese mismo dia.

No hace falta que me llames para reservar, basta con acudir el día que mejor te venga de entre los siguientes:

Fecha de comienzo de las clases de salsa en
              Malaga.
Aquí tienes:

- el día y la hora,
- la cuota mensual,
- y dónde es,


NO HACE FALTA LLAMAR.

Un día a la semana, dos horas consecutivas, ese mismo día.


Otro horario de clase:

No hay otro horario de clase. El día que pongamos otro, no te preocupes que lo publicaré en esta misma página. No tiene ningún sentido ni ninguna lógica, el tener otros horarios de clase y no hacerlos públicos.


No hay otro horario de clase.


Si lo hubiera... ¿no crees que lo pondría aquí en la página?


Mi nombre es Antonio e intento enseñar a bailar salsa.

Imparto clases de salsa en Málaga capital,

en Los Corazones junto al campo de fútbol sala.

y dentro del Parque del Oeste en el edificio que hay junto a las pistas de baloncesto.

Todos los meses comienza como mínimo, un nuevo grupo de salsa de nivel iniciación. Aunque lo normal es que cada mes haya mínimo un par de ellos. Excepto en verano y navidad en que normalmente sólo hay uno.

El horario es siempre el que indico. Hemos hecho ya varios intentos de crear grupos en otros horarios, pero no ha sido posible, puesto que o hay pocos hombres o hay pocas mujeres. Estos horarios es en los que suelen coincidir más o menos, el mismo número de hombres que de mujeres.
En un horario flexible, en el sentido en que puedes recuperar los días que faltas, en cualquiera de los sitios. De 9 a 11 de la noche. Más flexible que eso, no hay nada.

¿Crees que vas a llegar tarde a clase? La puerta del edificio se cierra diez minutos después del comienzo de la clase y ya no puedes entrar (o doy clase o estoy pendiente de la puerta, ambas cosas a la vez es imposible porque no hay visión directa). No hay portero, ni timbre ni ningún otro medio de avisar que estás fuera y deseas entrar. Ni ganas de ponerlo. Y no, ni publico mi número de móvil, ni me llevo el móvil a clase. Si me lo llevara, estaría en modo silencio hasta el día siguiente.
Ese día que faltas por no poder entrar o por el motivo que sea, obviamente, lo puedes recuperar cualquier otro día en cualquier otro de los sitios.
¿Y si te llamo puedo llegar tarde? me preguntan algunas tiernas criaturitas porque por ejemplo salen de su trabajo a las nueve de la noche. Lo mismo piensan que es un capricho mío eso de cerrar la puerta y no una norma de los edificios. Mi respuesta es no. No puedes llegar tarde, porque te arriesgas a encontrar cerrada la puerta.
¿Te puedo llamar al móvil cuando esté en la puerta (cerrada, obviamente)? Poder puedes. Pero como me estoy quitando del móvil, el móvil se queda en mi casa. A la mañana siguiente veré las llamadas perdidas. Y como de costumbre, no las devolveré.
¿Y no puedes estar pendiente porque voy a llegar tarde? Si hombre. Como si tuviera yo poco con los que han llegado a su hora, como para andar preocupándome de los tardones. El problema lo tienes tú, no yo. Ven otro día.
Mi consejo: no llegar tarde.
También hay gente que por contra, llega un cuarto de hora antes (algunos incluso más) y se quedan por allí deambulando como zombis. Hasta las nueve menos cinco que llego yo, no hay nadie. Y si vas durante el resto del día, a quien le preguntes lo más probable es que ni me conozca al igual que yo tampoco los conozco a ellos. No seas ansiaviva y ven a las nueve de la noche. Ni antes, ni después.


¿No encuentras el sitio? Normal. Lo de poner las coordenadas en el GPS del coche o del móvil, seguramente ni se te haya ocurrido. No pasa nada: a preguntarle a los vecinos, que por cierto deben estar hasta el gorro de tanta gente preguntando siempre lo mismo.


No hace falta acudir en pareja
, salvo que por motivos de edad (menores de 18 o mayores de 60) sea difícil o imposible buscarte una. Si tienes menos de 18 o más de 60, has de acudir en pareja por la sencilla razón de que no hay personas de tu edad.

De hecho, hay muchas personas que se acercan al baile precisamente para encontrar pareja. El baile, es probablemente, la forma más elegante de encontrar pareja. Tus padres o tus abuelos, probablemente se conocieron así.
No te cortes. En el baile hay te garantizo, muchas otras personas en la misma situación sentimental que tu. Y no tienes que avergonzarte. Todos hemos pasado por esa misma situación.
Bailar, es como cualquier otra afición que guste a ambos sexos, sólo que en el baile hay más contacto físico entre los cuerpos. El baile, como cualquier otro sitio donde conoces personas de distinto sexo al tuyo, es un sitio en el que puedes ligar. El hecho de hacer cosas nuevas y socializar, implica conocer otras personas, y conocer otras personas, aumenta la posibilidad de ligar.

A veces incluso bromeo con el elevado número de parejas que se forman en clase, diciendo que más que clases de baile, somos una pequeña agencia matrimonial. Raro es el mes en que en alguno de los grupos, no se forma mínimo una pareja. Se comienza con los pisotones sin querer, y luego como compensación quedan para tomar algo juntos. Lo que pasa luego, obviamente, no me lo cuentan. Ni falta que hace.

Y desde luego ligar bailando, es mucho más elegante que ligar por Internet. A Internet van a intentar ligar, los que no son capaces de hacerlo de otra forma.

No obstante, el encontrar pareja es siempre cosa de dos. Puede que a ti te guste una persona, pero también a esa persona le tienes que gustar tú.

El baile tampoco hace milagros. Eso, a Lourdes.

Son cuatro clases al mes, de dos horas consecutivas cada clase. Si un día no puedes venir, me lo comentas y te digo cuando puedes recuperar la clase de ese día.
Normalmente, se recupera otro día dentro de la misma semana o si no puedes esa semana, de la semana anterior o de la semana siguiente.
El primer mes te recomiendo no faltar, pues es donde vamos a aprender lo básico. Si faltas algún día del primer mes, lo más sensato es repetir ese primer mes, pues de lo contrario el resto de compañeros que si ha hecho ese primer mes, va a hacer las cosas mejor que tu.

¿Tienes tarifa plana de clases de salsa? La tuve hace tiempo. Se podía asistir a todas las clases, a todos los grupos y en todos los sitios.
Otra modalidad era la de acudir a dos días del mismo o de distinto nivel, en el mismo o en distinto sirio.
La quité por falta de demanda. Aún hoy, hay quienes me preguntan por ella.

¿Hace falta una determinada forma física para aprender a bailar salsa? En principio, no aunque no matizaciones.
Yo antes decía como en la canción, que si podías caminar podías bailar, pero años de experiencia me han hecho recapacitar y ahora digo que para el nivel inicial, basta con saber andar, pero para el nivel medio si puedes correr, puedes bailar.
Hay muchas personas que tras un accidente o enfermedad con prolongada recuperación, deciden aprender a bailar con fines de entrada terapéuticos y que al cabo de un par de meses se dan cuenta que bailar salsa requiere algo más.
Pero no quiero ser yo quien te quite la ilusión. Si tu médico dice que puedes bailar, con mucho gusto te damos la bienvenida.


¿Quieres ver una clase? Ven cualquier noche al principio de la clase y te quedas un ratito de miranda (máximo cinco minutos, que esto no es un bar con borrachillos mirando mientras bailamos) Más fácil: He escrito el libro de las clases de salsa. Es gratis. Te lo descargas en .pdf y allí tienes la descripción de algunas figuras, junto a los enlaces de los videos en el canal de youtube de las clases de salsa.


La media de edad de los alumnos suele ser de unos 30-40 años, y por el horario suele haber más o menos el mismo número de hombres que de mujeres, excepto los días de lluvia que faltan mujeres y los días de fútbol que faltan hombres.

Vas a tardar más o menos un año en aprender a bailar, y depende sobre todo, de que luego salgas o no con los compañeros a practicar lo aprendido en clase. Cuanto más salgas a bailar, más rápido aprendes.
¿Y durante cuanto tiempo somos novatos aprendiendo a bailar salsa? Durante mucho. Más del deseable. Pero ponle que aproximadamente tres meses desde que comienzas.
Se nota que lo eres cuando olvidas por completo la figura siendo hombre (conductor) o cuando insistes en llevar tú si eres mujer (seguidora).
También se nota la bisoñez en el baile cuando él o ella miran hacia abajo en lugar de hacia la cara de su pareja. Desde fuera de la pareja, parece como si él estuviera recreándose en mirar las tetas de ella en plan salido, o ella estuviera haciendo lo propio con los huevos de él en plan viciosa. Queda feo. Queda horrible. Es una falta de respeto a la pareja de baile, a la que hace sentirse sucio o sucia según el caso.
No me canso de repetirlo en clase, pero es lo que tienen los novatos.


No necesitas ni ropa ni calzado especial para bailar salsa, eso sí te recomiendo aprendas con el mismo calzado con el que luego salgas a bailar. Si un sábado por la noche sales con tacones -taconazos más bien-, te recomiendo aprendas a bailar con tacones. No recomiendo ni chanclas sin tacón ni calzado deportivo (excepto el de suela lisa), porque al girar te puedes lesionar.

Por si te sirve de referencia, yo bailo con tenis de suela lisa.

Tampoco es necesario que traigas relojes de lectura directa, ni poderosas timopulseras con hologramas. Mención aparte merecen las toallas.


No tenemos clases de zumba. Súmba como yo la llamo, es bailar salsa pero para personas que por algún motivo no quieren o no pueden bailar en pareja. Nosotros bailamos siempre en pareja. Sumba son los pasos libres que siempre se hacen en el nivel inicial de cualquier baile.

No tenemos grupos de WhatsApp, pero no te preocupes que siempre aparece algún idiota que crea uno. WhatsApp es un detector de tontos. No des a nadie tu número de móvil, y mucho menos a un grupo de tontos, porque eso son los que están en los grupos de WhatsApp: tontos. Tontos, muy tontos, rematadamente tontos, o excesivamente tontos.

¿Qué hay que evitar?

  • Los sitios que ofrecen descuentos. Nosotros no engañamos a nadie. Hay bares y sitios donde te llevan a los bares, que te hacen un descuento el primer mes, o 2x1, 3x2, 3x1, 4x1, 4x4 o similares. Al segundo mes, es cuando ya te meten la clavada. Ven y prueba una clase, que si no te gusta te vas tan ricamente. No pasa nada. Es como los zapatos en una zapatería: te los pruebas y si no te gustan se lo dejas ahí al zapatero. Insisto: no pasa nada.
  • También hay quienes te dicen que ellos son como una gran familia (¿desde cuando un bar es tu familia?), para justificar que cobran muchísimo más caro. Olvidan decirte que tú con lo que pagas (el triple que con nosotros), eres el cabeza de esa gran familia.
  • Aunque los más divertidos, son los que hacen descuento sólo para los nuevos alumnos o sólo el primer mes. Los antíguos, que se jodan. Como movistar.

Nosotros no engañamos a nadie. Todo el mundo paga lo mismo desde el primer día hasta el último.

¿No te viene bien el día de iniciación? Ven al menos un par de veces para aprender los pasos básicos y luego te cambias al día que mejor te interese.

¿Prefieres las clases en fin de semana? Buscando sitio estamos para los fines de semana.

¿Que hago si tengo niños? No traerlos. No los traigas. El acceso y estancia son exclusivos para mayores de 18 años. Ven otro día, que como puedes ver tengo clase casi todos los días.
Piensa que los demás también tenemos niños y no los llevamos. Incluso hay parejas que se turnan para venir a clase: ella viene un día y él viene otro. Como ambos aprenden lo mismo y además se graban la figura con su propio móvil, luego pueden practicar en casa.
Como excepción, en Los Corazones hay un campo descubierto de fútbol sala donde los puedes soltar allí con una pelota y vigilarlos desde la ventana, siempre que en el campo de fútbol no estén haciendo otra actividad. Ni idea de cuando están allí peloteando o no. A veces sí y a veces no, como los pimientos de Padrón.


En Málaga puedes encontrar otros sitios para aprender a bailar salsa. Sitios que:

No te dicen el precio - Porque cobran caro, muy caro o carísimo.
No te dicen el sitio - Para luego llevarte al bar donde a ellos les den más comisión por lo que consumas en dicho bar.
No te dicen las condiciones - Si hay que llevar pareja obligatoria, por ejemplo.
No puedes ver antes una clase - Lo mismo tienen una técnica secreta.
No dan dos horas de clase - Hora y cuarto, hora y media... No puedes comparar.
No se baila en pareja - Se pierde mucho tiempo pegando zapatazos a solas. Como la sssumba. Eso no es bailar. Exige bailar SIEMPRE en pareja.
Te piden el móvil - A cambio de un mojito, para luego enviarte SPAM al móvil. No le des tu movil a nadie, que en esto de la salsa, hay mucho espabilao.
Te dicen que luego ensayan - Y te llevan a un bar para que consumas.
Te dicen que aprendes en un mes, en dos o en tres meses - Mentira. Antes de un año, olvídate. Te están mintiendo.
Hacen pasos libres - Pierdes la mitad de la clase, matando imaginarias cucarachas, asombrosamente escurridizas. Ese tiempo que pierdes zapateando, lo estas pagando tu.

Por mi parte y resumiendo:

¿Que te ofrezco?
· Aprender a bailar salsa, bachata y rueda de casino en un año aproximadamente (hay quienes lo pillan antes, y quienes necesitan aún más tiempo), y a un precio razonable.
· Que te relaciones bailando, con un montón de personas de más o menos tu edad.

¿Y por qué conmigo?
· Porque no tienes ningún compromiso. Si en algún momento algo no te agrada, te vas. No tienes ni que dar explicaciones. De hecho si la primera clase no te gusta, te puedes marchar tranquilamente, que nadie te va a decir nada.
· Porque yo no enseño por dinero, sino por placer. Disfruto con lo que hago.
· Porque en los bares no hay clase los días de fiesta, pero bien que abren el bar y tu mismo profesor está allí dicen que animando. Los bares son para lo que son, no para aprender a bailar.
· Porque has sido capaz de leer hasta aquí. Si. Te has leído la página entera. Y probablemente, eres la única persona que lo ha hecho. Felicidades.

Ojo, que bailar salsa no es fácil. Vas a tener que esforzarte.


Hasta aquí, las clases de salsa de Antonio.


Las clases de salsa en Malaga cuestan al mes:

Si pagas el doble o el triple, es que eres
              tonto.



No hace falta llamar por teléfonoNo hace falta reservar. Por eso he quitado mi número de móvil, porque no hace falta.

Basta con presentarte en clase.

¿Quieres llamarme? En clase me pides el número y te agrego a la lista blanca.

De todas formas da igual que publique o no el número del móvil, porque salvo que aparecieras en la agenda, tenía por costumbre no atenderlo. Normalmente la mayoría de las llamadas eran de pobres desgraciaos, intentando venderme cosas por teléfono.
Que ya hay que ser tonto, para comprar algo por teléfono.



Como llegar a las clases de salsa,



Pincha en el enlace de arriba, para abrir google maps con nuestra ubicación exacta y trazar la ruta que mejor te venga.